Portada

Restaurantes Hoteles Música
Diversión

Cine y Video

Calendario

Horóscopo

Revista
Teatro
Libros
Cocina

Curiosidades

Dieta

Ejercicios

Salud
Sexología

Tecnología

Video Juegos

A lavarse las manos

Te has puesto a pensar en todos los gérmenes que hay en el ambiente y lo rápido que se pueden propagar? Tal vez mamá estaba en lo cierto cuando nos decía una y otra vez, "lávate las manos". Y si lo estaba; ésta es una de las mejores formas para conbatir los gérmenes. Ahora que sabes esto la pregunta sería, necesitas un jabón anti-bacterial para hacer el trabajo bien? Muchos piensan que si, pero no saben que le está haciendo más daño que bien.
 
Se ha encontrado en los últimos estudios que los jabones con ingredientes antibacteriales pueden matar la bacteria normal que necesita tu cuerpo. Haciendo que tu piel se haga resistente a otras bacterias mutadas que son inmunes a los antibacteriales (esto tambien podría ocurrir con los antibióticos, dice el Dr. Eli Perencevich) y mientras lo uses una y otra vez, más bacterias se harán resistentes. Debemos de estar pendientes a los productos de higiene que compramos, pues muchos en sus etiquetas llevan antibacteriales y lo compramos sin saberlo. Casi el 75% de los jabones en líquido y 30% de los de barra tienen algún ingrediente antibacterial, como tricosan y tricocarban (encuesta hecha en tiendas nacionales por cadena). 

Está comprobado tambien que estos jabones tienden a resecar tu piel más que los ordinarios, haciendo que luego te pueda salir "rash" y por esto no se recomienda usar en bebés. El triglosan se ha utilizado por más de treinta años en los hospitales para mantenerlos libre de bacterias. Es algo que debemos de tener en conciencia pues el que lo usen en el hospital prueba que es uno muy fuerte que al traerlo a casa puede hacer más daño que el que se supone. 

Además hay otra forma que es más efectiva y no nos hace daño, usar el jabón regular con agua caliente. Esta forma es la mejor de conbatir gérmenes y no regarlos. Aquí te damos una guía de cuándo y cómo se deben lavar las manos, así que apréndela bien:

· Usa agua tibia y en movimiento, con jabón preferiblemente líquido
· Aplica una cantidad pequeña de jabón en tus manos y frota las manos hasta que la espuma aparezca, por 15 segundos. Recuerda lavar bien entre los dedos y debajo de las uñas, y alrededor de las palmas de las manos.
· Enjuágate las manos con agua tibia corriendo y déjala correr mientras se secan.
· Seca tus manos con una toalla o papel limpio. Si te encuentras en un baño público recuerda poner el papel entre tu mano y la cerradura de la puerta o lo que vayas a tocar antes de salir, pues otras manos sucias lo han tocado.
· Lávate las manos antes de comer, al ir al baño, al llegar a la casa, en los hospitales, etc…. en fin, siempre que puedas y te sientas con gérmenes, lávate las manos y nunca te las metas en la boca.